Se ha producido un error en este gadget.

martes, 27 de marzo de 2012

PORTADAS DEL TRICOLOR DESDE SU PRIMER ANIVERSARIO HASTA SU 50 ANIVERSARIO





_____________________________________________________________________________


FAMILIA DE ORAMAS Y CRUZ DIEZ, OPINANDO SOBRE RAFAEL RIVERO ORAMAS


_____________________________________________________________________________

UN PEQUEÑO CUENTO






______________________________________________________________________________

 

TIO CERDO AYUDA A TIO CONEJO A REPARAR SU CASA

Una vez en el campo el tiempo amaneció muy fresco, quizás fue por la lluvia  que cayó toda la noche regando las montañas y los montes; por eso, todos los árboles y las hierbas amanecieron con un color verde muy hermoso. Todos los animales saltaban y comían aprovechando el extenso pasto fresco. Pero en casa de tío conejo la cosa no estaba tan bien. Al pobre tío conejo se le metió el agua de la lluvia y no pudo dormir en toda la noche sacando el agua. Pobre tío conejo, estaba muy cansado. Esa mañana, cuando tío cerdo pasaba muy contento  frente a la casa de tío conejo, miró el agua que estaba saliendo de la cueva, se asustó y comenzó a llamar con angustia a tío conejo. Hasta que por fin salió tío conejo con una ojeras que le llegaban hasta su hocico. Tío cerdo le preguntó:¿cómo fue que se le metió toda esa agua en su casa, tío conejo? Tío conejo le contestó: pues resulta que ayer se me ocurrió pedirle a tío caimán un pico y una pala para hacer un muro frente a mi casa, precisamente para que el agua no se metiera pero no conseguimos cemento y, fíjese usted: llovió toda la noche y mi pobre casita se me inundó. Tío cerdo le dijo: despreocúpese, tío conejo, que hoy mismo le vamos a ayudar a hacer ese muro y sacar toda el agua de su casa. Entonces tío cerdo comenzó a llamar a todos sus amigos para explicarle lo que había pasado con tío conejo. Al cabo de una hora ya todos estaban reunidos bajo un frondoso Samán para escuchar lo que iba a decir tío cerdo. Tío cerdo se montó sobre una laja donde hacía tiempo había caído tío sapo y comenzó a hablarles: queridos amigos, quiero que me ayuden a sacar el agua de lluvia que se le  metió en la casa de nuestro tío conejo. Él solo no puede hacerlo, por eso los he convocado aquí para que entre todos le ayudemos. Rápidamente todos los animales fueron a la casa de tío conejo para colaborar con él. Entonces tío        tigre y tío león dejaron el rencor contra tío Conejo y comenzaron a hacer una canal para colocar las cabillas e ir pegando los bloques con arcilla; tía nutria y tía garza se metieron dentro de la casa de tío conejo y le ayudaron a sacar toda el agua. Después que sacaron el agua, tío cerdo le pidió ayuda a tío pavo para que agitara sus grandes alas y así poder secar la humedad de la cueva. Y así, cada uno hizo lo que pudo. Al atardecer, ya la casa de tío conejo se encontraba en buenas condiciones. Todos los animales del campo le regalaron cobijas, un nuevo colchón, medias, y un montón de cosas necesarias. Ya en la noche, tío cerdo, un poquito más tranquilo, hizo una pequeña fiesta con todos sus amigos  para compartir. Ellos bailaron y comieron  toda la noche.  Mientras tanto, tío conejo dormía felizmente en su “nueva casa” descansando después de una noche muy agitada y húmeda.


 
UN CUENTO INVENTADO POR
 WINCKELMAN VERA






No hay comentarios:

Publicar un comentario

SI TIENES ALGUNA INQUIETUD, SI DESEAS ESCRIBIR UN CUENTO EN NUESTRA PAGINA, ESTAMOS ABIERTOS. POR LO MENOS CUENTOS DE 3 CUARTILAS Y CON IMAGENES SI ASI LO DESEAS, TU NOMBRE, DIRECCION Y LA INSTITUCION A LA CUAL PERTENECES.